Manos de diamante

Diamond hands

Max Keiser y Stacy Herbert, en su programa “Keiser report” titulado La importancia de tener ‘manos de diamante’ (E1706) hablan con Simon Dixon, de BnkToTheFuture.com, sobre cómo capear las ventas masivas en el mercado del Bitcoin, lo que entraña un cambio psicológico: uno no puede manejar la forma monetaria más dura de la historia con un ‘mentalidad fíat’. También hablan de la posibilidad de un régimen de divisas digitales de los bancos centrales y cómo eso nos llevaría a un sistema centralizado que nos arrebataría los derechos.

Tenemos ‘Manos de diamante’ de las personas que agarran Bitcoin y no lo sueltan y ‘Manos de mantequilla’ de las personas que venden presas del pánico durante una corrección y así se desprende de desplomes del 50%, ¿es normal y esperable?
¿qué deberíamos hacer? ¿Cuál es la estrategia o la solución frente a las ‘manos de mantequilla’, las ventas causadas por el pánico y el miedo a perder?

Lo primero que tenemos que considerar es que el Bitcoin ha estado al alza durante 12 años.
Desde su creación ha habido muchos desplomes y muchas correcciones y todo lo demás, pero la tendencia más duradera ha sido de 12 años al alza.
Además de tener en cuenta esto, la gente se une en diferentes fases, y en cada fase la gente ha llegado con el miedo de haber comprado en el punto más alto, pensando que eran el último idiota y que todo el mundo estaba saliendo cuando ellos llegaron. Este miedo acosa a las personas que todavía no han desarrollado las ‘manos de diamante’, así que en realidad se trata de un juego de psicología y estrategia.

Compartir una estrategia para manejar estos mercados alcistas no es aplicable a menos que se entienda la psicología que modela la realidad.

La psicología es que, cuando estamos en una tendencia alcista, estamos en una ‘mentalidad de Bitcoin’, y esta mentalidad consiste en comprender la dinámica de la oferta y la demanda del Bitcoin.

La ‘mentalidad del Bitcoin’ es pensar que se pueden minar hasta 21 millones de Bitcoin y no más, que la gente puede poseer su propio dinero y gastar su propio dinero; es pensar que todo el mundo tiene que comprar Bitcoin para luchar contra este cubito de hielo que se derrite y contra la inflación; es pensar que el precio del Bitcoin aumenta, y con ello aumenta tu riqueza y te pones a planear qué hacer con este efecto de riqueza; entonces uno se siente más inteligente que todos los que nos decían que era un timo, una estafa Ponzi, una moneda solo para traficantes de drogas; consiste en pensar que Tesla, JP Morgan, Apple y Microsoft y todo el mundo lo necesitan, y que estamos en el séptimo cielo.
Pero una vez que empieza la tendencia a la baja y se producen estas correcciones, la mentalidad reptiliana fíat interna sale a la superficie, y la mentalidad fíat consiste en acumular deuda para crear más consumo.
En la mentalidad de Bitcoin, se trata de ahorrar para crear un efecto de riqueza y así poder ser un inversor
con esa nueva riqueza. En la mentalidad fíat, lo principal es la escasez, y saber que el valor del dinero está cayendo.
Por eso se empieza a pensar en transformar los Bitcoin en dinero fíat, para poder preservar tu riqueza en papel y mantener la sensación de riqueza.
Y entonces empezamos a pensar que Peter Schiff tenía razón y que somos los últimos idiotas que compraron.
Pero la única forma de combatir esto es mirar hacia atrás, sacar los gráficos, comprender que estamos en un mercado al alza que dura 12 años y que estas correcciones se producen, creadas principalmente por un 10 % de iniciados que están intentando acabar con el 90 % de los operadores que han entrado buscando una forma sencilla de hacerse ricos rápidamente con el fin de hacerse con sus Bitcoin para acumularlos.

Keiser Report – Mercados, finanzas, escándalos. Una mirada a los escándalos detrás de los titulares financieros globales https://actualidad.rt.com/programas/keiser_report

En conversación con Simon Dixon

Max, Stacy y Simon Dixon estuvieron juntos en el primer congreso de Bitcoin en Praga, en el año 2011. Hemos vivido 15 bajadas de este tipo desde entonces, y cada gran auge tiene nombre propio, al igual que cada gran bajada.

Se produce el llamado síndrome de trastorno por Bitcoin:
-Tuvimos una gran subida con la compra que realizó Michael Saylor, de MicroStrategy
-Tuvimos una nueva caída protagonizada por Nassim Taleb, que también parece tener los primeros síntomas del síndrome de trastorno por Bitcoin.

Creo que usted fue quien señaló que, a medida que sube el precio del Bitcoin, se atrae a una clase de personas con un trastorno por Bitcoin más acusado. Está claro que Nassim forma parte de estos, al contrario que Peter Schiff, que es más intelectual y se le considera una persona seria. Pero Nassim se ha vuelto loco. Ha caído en la trampa.

¿Qué les pasa a algunas personas, que ya no es que les tengan miedo a las bajadas, sino que se vuelven completamente locos?

Tienen miedo, quizás, porque no están completamente convencidos.
No creen que pueda subir más ni creen totalmente en la economía de la oferta y la demanda hasta que la viven en su piel. Por eso se fijan en otras personas y en otros expertos, o en alguien que se ponga a hablar de gasto de electricidad, en el que la ineficiencia del Bitcoin parece un argumento muy válido y un motivo para pensar realmente que esta vez es distinto, que los doce años de mercado alcista del Bitcoin se han acabado, que ya no va a subir más.

Y esa mentalidad de ‘esta vez es distinto’ es la que se está apoderando de la gente y suscitando ese miedo que le transmiten quienes les rodean de que intentan hacer algo imposible de conseguir:

  • la idea de crear un sistema financiero fuera del sistema financiero;
  • la idea de ser realmente capaces de crear algo que lucha contra este sistema financiero que no tiene arreglo.

Eso atrae este miedo interior de que es una locura desde el principio y de que nunca podrá hacerse realidad.
Pero el Bitcoin siempre castiga a quienes se comportan así, ya que al final acaban entregándoles sus Bitcoin a los que tienen ‘manos de diamante’.

Acaba de decir que tenemos un sistema financiero y bancario que no tienen arreglo actualmente.
Me gustaría abordar eso. Además, cuando hablamos de esta corrección, a menudo el Bitcoin se ha comparado con los primeros años de internet. El protocolo TCP/IP siempre ha existido, e internet se construyó sobre este para que la gente pudiera usarlo para navegar por la red. Tuvimos la primera burbuja de las puntocom entonces, y ahora estamos con la segunda.
Pero el caso es que hicieron falta 20 años para llegar a los máximos históricos que se vieron.

Con el Bitcoin, ¿tenemos el mismo tipo de crecimiento que internet y se trata de un nuevo paradigma, igual que lo fue internet, que ha roto todos los modelos anteriores?

Con solo observar los gráficos podemos comparar el Bitcoin con Amazon, por ejemplo. Amazon tiene correcciones de mercado del 90 %, y aun así se trata de acciones que nadie debería vender, igual que el Bitcoin es la protección financiera que nadie debería vender a menos que hayan hecho ciertas cosas.
Puesto que el Bitcoin es una unidad de contabilidad y un medio de intercambio porque se puede gastar, la gente no hace esa diferenciación entre el dinero para gastar y sus ahorros.
Cuando se piensa en dinero destinado al gasto, la volatilidad es muy mala cosa, ya que las hipotecas tienen el precio en una divisa, los bienes tienen su precio en una divisa, y si se trata de adquirirlos con otra divisa, vemos como merman nuestras existencias de esa segunda divisa. Por eso, una de las primeras cosas que hay que aprender es a separar.
No podemos usar nuestras acciones de Amazon para hacer compras, pero con el Bitcoin se puede, por lo que se trata de un tipo de activo único en ese sentido y requiere estrategias diferentes.
Pero, sí, el Bitcoin es un protocolo y una protección frente al sistema monetario. He dicho que este sistema no se puede arreglar, pero en realidad sí hay una solución que consiste en una transición lenta desde el capitalismo hacia el socialismo o comunismo y en utilizar divisas digitales de los bancos centrales como mecanismo para librarnos de estas estafas Ponzi con exceso de deuda y rehipotecadas para intentar mantener con vida el sistema un poco más.

Pero la solución pasa por la eliminación de todos los derechos de privacidad y de las libertades, lo que también nos lleva al Bitcoin, porque resulta que este sistema financiero que existe fuera del sistema financiero también es capaz de devolvernos algunos de esos derechos y elimina la censura de las transacciones, nos permite ser propietarios de lo que tenemos y nos ofrece un sistema alternativo a este sistema de divisas
digitales de bancos centrales y dinero fíat que siempre está aumentando la oferta.

https://www.youtube.com/c/orangepill

Ha mencionado las divisas digitales de los bancos centrales y lo sitúa en el contexto político de una transición desde un capitalismo de libre mercado hacia un modelo más socialista o comunista, lo que, por supuesto, implicaría centralización. Los poderes existentes están moviéndose presas del pánico hacia un sistema bancario aún más centralizado mediante el uso de divisas digitales de los bancos centrales.

Creo que usted fue uno de los primeros en hablar sobre esto. También ha mencionado algo que está ocurriendo, y es que los bancos se verán excluidos y estas divisas digitales de los bancos centrales se entregarían directamente en forma de renta básica universal, pero, en esencia, no describe esto como una salvación, sino más bien como un ‘Camino de servidumbre’, como señala el título del libro de Hayek.

Ese es el camino hacia la servidumbre.

Las divisas digitales de los bancos centrales son el mecanismo para arreglar el sistema financiero arrebatando… A ver, la gente ha aprendido sobre políticas monetarias con la banca de reserva fraccionaria, y ha empezado a darse cuenta de que los bancos crean dinero respaldado por deuda y que en torno al 97% de la oferta monetaria es una divisa digital, una representación digital de las monedas y los billetes creados por el Gobierno, ya sean dólares, euros o libras. Las divisas digitales de los bancos centrales son un mecanismo para que los bancos dejen de emitir dinero, de forma que cuando se pide un préstamo se crean nuevas unidades de esa divisa digital mediante depósitos de dólares digitales en la cuenta bancaria, y eso está respaldado por la deuda.
Pero como la deuda tiene tanto exceso de apalancamiento, la solución consiste en movernos hacia la centralización, donde podemos dejar que el banco quiebre, pero podemos emitir la divisa digital directamente desde el banco central y así se permite a las empresas de tecnología financiera y a los bancos que construyan sobre estas divisas digitales de los bancos centrales. A pesar de que reduce el apalancamiento y es una solución, conlleva la eliminación del capitalismo de libre mercado y aleja un paso a los Gobiernos en la tarea de crear moneda.

Esta situación nos lleva hacia una divisa digital de los bancos centrales completamente centralizada, basada en la inteligencia artificial y algorítmica que se use para imponer los planes del gobierno o los planes fiscales. Si no gastamos el dinero de la forma adecuada, habrá multas algorítmicas sobre ello, habrá una recaudación automatizada de impuestos, habrá múltiples gobiernos que intentarán hacerse con su trozo de pastel de las transacciones digitales que tengan lugar en múltiples jurisdicciones; se conectarán los pasaportes con la divisa digital de los bancos centrales.
La puerta de entrada es el dinero gratuito, el dinero de helicóptero, la renta básica universal, que reemplaza a los depósitos de dinero en el banco cuando el banco se vuelve insolvente o quiebra y tenemos que aceptar la eliminación de nuestros derechos. Estará conectado al pasaporte, así que nos afectará si no está todo correcto.

Ese es el camino por el que va el dinero y el objetivo final, la guerra contra el dinero en efectivo y el fin de la creación de dinero por parte de los bancos. Es la forma definitiva de centralización y control mediante divisas digitales de los bancos centrales.

¿Cómo evitar que nos afecte esta desaceleración del Bitcoin?

Algunos de los novatos perdieron 200.000 monedas que ahora están en los bolsillos de los ‘holders’ a largo plazo, algo que siempre ocurre en estos puntos de inflexión.

Simon, ha hablado sobre la psicología. Hablemos ahora sobre estrategia. ¿Cómo se debería abordar esta situación?

Al haber pasado por todos estos mercados diferentes, el desplome de 30 a 3 dólares, el desplome de 1250 a 250 dólares, el desplome de 20.000 a 30.000 dólares y ahora el de 65.000 a 30.000 o hasta donde quiera llegar, me he dado cuenta de que se puede normalizar.

Si no entendemos bien la psicología, como decía, no tendremos una buena estrategia, porque nos veremos expulsados, si escuchamos a toda la gente que nos dice que somos idiotas por comprar Bitcoin.

Pero podemos normalizar estas situaciones.
Por un lado, es un simple promedio del costo del dólar. Cuando los mercados siempre están subiendo y siempre compramos a precios más altos, es bueno para la riqueza en papel, pero es una mala estrategia, porque en ese caso habría sido mejor hacer una compra única.

Si sigues el promedio del costo del dólar y compras todos los meses, las tendencias a la baja son muy buenas; queremos que baje el mercado, que se produzcan estas correcciones y ser una de esas personas que acumulan frente a los que no tienen las manos de diamante.

Así que el promedio del costo del dólar es una estrategia. Otra estrategia es la inversión de alta rentabilidad y alto riesgo a largo plazo. Las empresas que ganan todo el dinero durante estos periodos a la baja utilizan plataformas de intercambio de criptodivisas.

Si somos titulares de plataformas de intercambio de criptodivisas, no se pueden vender por un capricho por su liquidez; hay que ser titular a largo plazo, pero poseer capital en plataformas de intercambio significa que podemos no hacer todas las locuras que todos hacen, porque las plataformas de intercambio crean todo el dinero en criptodivisas. Ya sea la última tendencia loca en DeFi o tokens no fungibles u otra novedad, lo mejor es no involucrarse en ello, dejar que las plataformas de intercambio hagan su trabajo, hacerse titular de plataformas de intercambio y beneficiarse.
Cuando el mercado se desploma, son las que más dinero dan.
También funcionan bien cuando el mercado está al alza. No funcionan tan bien en los mercados laterales. La tercera estrategia sería tomar algunos de nuestros Bitcoin y rentabilizarlos. No es algo que se deba hacer con todos los Bitcoin que poseamos por lo fundamental es la capacidad de poseer tus propios Bitcoin, pero una estrategia que he utilizado es tener algunos préstamos de criptodivisas estables, porque pueden obtenerse tasas de interés superiores a lo que obtenemos en el mundo fiat tradicional, incluso por encima del IPC manipulado.
Así que podemos tener un pequeño porcentaje en criptodivisas estables y aprovecharnos algo de la rentabilidad que ofrecen y de la gente que quiere obtener
esos Bitcoin.
Así se gana dinero a expensas del 90 % de operadores que están perdiendo dinero frente al 10 % de los entendidos. Cuando se normaliza un poco más, es fantástico cuando llegan estos períodos bajistas es emocionante, siempre que recordemos que estamos pasando por las correcciones de un mercado al alza durante 12 años. No puedo dar consejos financieros, porque el futuro no tiene por qué ser igual que el pasado, pero estas son algunas de las estrategias que me han ayudado a sobrevivir estos altibajos en el mercado.

Ha mencionado el IPC y las estrategias. ¿Qué estrategia cree que hay detrás del gobierno de Biden y de otros gobiernos cuando emiten billones de dólares? No solo se trata de la flexibilización cuantitativa entre el 2008 y el 2021.

Hace años que tenemos flexibilización cuantitativa porque se emitía crédito, pero ahora se trata de efectivo y de estímulos que se crean y se introducen directamente en los bolsillos de la gente y en los balances de los bancos. Vemos cómo las cifras del IPC, incluso el IPC manipulado que mencionaba, se disparan en todo el mundo.

¿Cuál es la estrategia? ¿Por qué hay un presupuesto de 6 billones de dólares, el mayor desde la Segunda Guerra Mundial a pesar de que los mercados y los ingresos de Estados Unidos estén en máximos históricos?
¿Qué está pasando?

Son ciclos de deuda. Como creo que han mencionado, hemos celebrado 50 años del dólar, del fiat-dólar.

La libra esterlina de Reino Unido duró 300 años, pero la mayoría de las divisas fiat duran una media de 27 años, y aquí ya llevamos 50 años con el patrón dólar-fiat estadounidense.

El nivel de globalización y predominio del dólar es muy grande. Aproximadamente el 70% de todas las reservas están en dólares en todo el mundo y supone el 50 % de las transacciones, porque el oro, el petróleo y ciertas clases de activos tienen su precio en dólares.

Biden, simplemente está intentando retener y reciclar más lo que hacen, y la forma de lograrlo, como decíamos, es aceptar que el capitalismo de libre mercado ya no es un ideal estadounidense ni parte del dólar. Se trata de tener un gobierno cada vez más grande y con más control que emite divisas directamente desde los bancos centrales o los gobiernos, la fusión del tesoro y la reserva federal y quieren asegurarse de que retienen el dólar y su importancia abandonando el experimento de los mercados libres. Creo que vamos por ahí. Y entonces aparece este problema llamado inflación.

¿Qué harían normalmente? Incrementarían las tasas de interés e intentarían lograr la deflación, pero ahora tenemos un Gobierno, incluida la Administración Trump, que ya no acepta la situación y no permite que el mercado bursátil se hunda. No se le permite al mercado inmobiliario que se corrija; no se permite que las propiedades sean asequibles.
La ironía del Gobierno de Biden es que el principio democrático de intentar crear una sociedad más igualitaria mediante gobiernos cada vez más grandes, está causando que aumenten las desigualdades entre ricos y pobres, donde los ricos se hacen más ricos y los pobres, más pobres. Al ser más pobre, se depende más de la deuda, se tienen activos que no pueden desplomarse y, por tanto, los ricos se hacen cada vez más y más ricos con esos activos.
Pero la contrapartida que los ricos tienen que aceptar es la desaparición del capitalismo; es el movimiento progresivo hacia un gobierno mayor, más centralización y más socialismo, y que los pobres que dependen completamente de la deuda pidan a los gobiernos que hagan más y una renta básica universal.

¿Por qué?

Porque se sienten engañados por el sistema. No entienden por qué están en el lado malo de estos ciclos de deuda. Parece una tendencia macroeconómica y que el gobierno les está abandonando. Por eso quieren mayores gobiernos. La gente lo pide, es hacia donde vamos y es un síntoma de este sistema monetario basado en la deuda y en el dinero fiat, y la contracultura sería un sistema basado en el capital que recompensa a los ahorradores, como el Bitcoin. La gente está intentando lograr un efecto de riqueza que recompense el ahorro, y se debe a que, si el dinero baja de valor, cuando lo retienes, acaba por desaparecer y convertirse en deuda.

El Bitcoin es la contracultura. En los años 60, cuando tuvimos la última contracultura más importante, la gente quemaba sus cartillas militares y ahora queman dinero fiat para protestar contra lo que consideran un régimen opresor. Si observamos lo que pasa en el mundo, Simon, la historia cambia en cada país. India, un país que fue fundamental para el Bitcoin hace muchos años, está a veces a favor y a veces en contra del Bitcoin, y parece que ahora lo acepta de nuevo.
China intenta prohibir el Bitcoin, pero es imposible. Nigeria está hiperbitcoinizándose. Etiopía casi se está hiperbitcoinizando.
El Bitcoin está por todo el mundo. Desde su posición, ¿cómo ve las tendencias mundiales del Bitcoin?

La situación con China e India ha ido de un lado a otro durante mucho tiempo, pero son siempre las mismas noticias. Lo hemos visto recientemente con la “prohibición de China”, pero es una repetición. Las ofertas iniciales de moneda deben evitarse y eso hace que ciertos funcionarios del gobierno repitan ciertas ideas. También sigo la situación en India desde hace mucho, porque el equipo de unicoin fue fundamental para que el banco central de la India aceptara. Ganaron frente al banco central de la India, que estaba intentando reprimirlo. Se trata de dos grandes grupos de población muy importantes a escala mundial, y han ido cambiando de opinión todo el tiempo, pero son siempre las mismas noticias.

Lo interesante es el castigo que el Bitcoin les impone a los países que hacen esto.

Cuando China implementó la prohibición de las plataformas de intercambio, estaba intentando impulsar el plan de la cadena de bloques. Es como cuando los bancos intentaban hacer que el Bitcoin desapareciera.
Después de reírse de la criptodivisa, intentaron popularizar la idea de que la cadena de bloques era algo bueno y los Bitcoin, algo malo.
Creo que hace poco Microsoft ha anunciado que ha cerrado su departamento de cadena de bloques y ya no apoyan a los bancos, tras sacar un montón de dinero para respaldar su plan de apoyo a la cadena de bloques y contra el Bitcoin. Y el sistema financiero simplemente se está adaptando al Bitcoin y creando bancos que aceptan la criptodivisa, entre otras cosas.

Igual que a los bancos, también penaliza a los países. Creo que se convertirá en un juego. Siempre he recomendado a los gobiernos que dediquen parte de su electricidad a minar Bitcoin, a modo de protección, para que, cuando llegue el momento adecuado, puedan anunciar que son parte de sus activos de reserva y beneficiarse de ello. También se da la situación de que muchos países sancionados están empezando a tener en cuenta estas estrategias. Además, los países que más lo necesitan, los que tienen malos regímenes de divisas, censura y cosas así, son también los que lo están adoptando más rápidamente.

Los gobiernos y los bancos centrales tienen que adoptarlo. Y cuando se prohíbe, ya hemo visto lo que ocurre: todos los datos, todo lo que quieren, acaba yéndose a Corea, a Japón o a Singapur. Este efecto castiga a los países que no lo adoptan. Creo que estamos entrando en un régimen en el que, durante
esta pandemia sanitaria, muchos países han tomado enormes préstamos del Banco Mundial para arreglar su infraestructura, y estos préstamos tenían que gastarse obligatoriamente en infraestructura sanitaria.

Se trata de préstamos de dólares en divisas extranjeras que tienen que volver a gastarse en Estados
Unidos en vacunas y cosas así. Estas divisas y países están sufriendo con estos préstamos del Banco Mundial, por lo que tienen que protegerse y tener Bitcoin; tienen que hacer lo correcto para las personas, los gobiernos y los bancos centrales. Es algo que tienen que tener en cuenta, y cuanto antes lo hagan, más posibilidades tendrán de estar en el lado correcto de uno de los mayores cambios en la historia financiera que se está produciendo delante de nuestros ojos hoy en día.

In this first episode of the Keiser Report’s Summer Solutions 2021 series, Max and Stacy chat to Simon Dixon of BnkToTheFuture.com about the strategies to cope with Bitcoin market sells offs requiring a change in psychology first.