Manantial de Tara

Manantial de tara

Nuestra primavera la pasamos en el Manantial de Tara, el llamado por algunos “Aeropuerto Internacional de Tenerife”, donde llegan infinidad de gentes con diferentes y ricas experiencias y saberes.
Nosotros llegamos en una etapa de transición, donde se han propuesto caminos específicos para la sostenibilidad, viabilidad y descentralización del proyecto. Para que todo lo construido y armado camine hacia otras formas más orgánicas de colaboración humana, recursos, y territorio y así dinamizar de forma sostenible al Manantial de Tara.

El nombre Manantial de Tara hace referencia a la importancia del agua y su buen aprovechamiento para conseguir la reactivación de la vida en el suelo, así como el mantenimiento de un ecosistema permanente y equilibrado, que albergue tanto vida animal como vegetal, y que en estrecha colaboración con la acción humana, transforme unas tierras semiáridas en un vergel o jardín comestible.

Para conseguir este objetivo, aplican principalmente:

  • Cesión del área de cocina-comedor y cesión del área terapeútica y eventos/actividades.

  • Diseño en Permacultura: observación, planeamiento, implantación, mantenimiento y continua revisión del proceso creativo para la optimización sucesiva del sistema.

  • Orientaciones de culturas sensibles a energías más sutiles, como el Feng-shui (utilizado también para todo el diseño arquitectónico) o el Bio-climatismo

  • Revalorización de los espacios de suelo, espacios verdes, plantas autóctonas y su importante rol como fuente de recursos, espacios áridos, “malas tierras”, barrancos, rocas volcánicas.

  • Máxima bio-sostenibilidad (sistemas energéticos, tratamiento de aguas, sistemas agrícolas y de recuperación medioambiental, reciclado de residuos)

  • Adaptabilidad a un ambiente y sociedad cambiante –el camino a un futuro que atrae gente diversa y flexible con ganas de vivir una experiencia sostenible.

Estos puntos tienen en común la observación de la naturaleza como máximum y ejemplo de acción. Tienen en cuenta tanto las necesidades actuales, como las de las generaciones venideras, estableciendo así un uso y vivencia permanente en el tiempo con tendencia a la autorregulación.

Uno de los objetivos principales del proyecto es la función didáctica. Para este fin se han construido caminos interiores en los bancales, lo suficientemente amplios para alojar a varias personas mientras se dan las explicaciones oportunas. Lo que explica que los marcos de plantación estén sobredimensionados con respecto a los marcos comerciales. Esta iniciativa pretende ser un modelo de experimentación y divulgación para la comarca, e incluso para toda la zona sur de la isla, en medianías, por lo que se intenta dar una pauta de cómo poder aprovechar, al máximo, los recursos naturales y la gestión del agua, en esta zona, y así potenciar la fertilidad del suelo y las plantas endémicas asilvestradas que contribuyen al equilibrio natural de las poblaciones de seres vivos útiles en este agro-ecosistema de producción.